Buscar
  • Guacamole News

Los cubrebocas de luchador



Desde los 9 años de edad Alejandro estuvo involucrado en El veracruzano, hoy conocido en el mundo del pancracio como "Tigre Cósmico" dijo que los guantes no eran lo suyo, pero la lucha libre sí, por lo que desde temprana edad se subió al encordado.



Más de 3 décadas después, su vida ha sido una montaña rusa de emociones, ha tenido encuentros con grandes figuras y llenado arenas locales.



“El Tigre Cósmico” ha combinado su carrera de luchador con la de diseñador y fabricante de trajes y máscaras pero recientemente dio un giro a su talento.



La contingencia por el Covid19 provocó que dejara temporalmente su trabajo y por ende vio disminuidas sus entradas económicas. Lejos de quedarse cruzado de brazos, comenzó a fabricar cubrebocas con diseños de los ídolos del ring y hoy su trabajo está en boca de todos.



“La Parka”, “Ke monito”, “Blue Demon” o “El Súper Muñeco” son solo algunas de sus originales creaciones las cuales buscan chicos y grandes.



La idea surgió para cuidar a su familia, al ver que los cubrebocas convencionales se agotaron en todos lados, fabricó uno para su hija. Un diseño gracioso con la estampa de unos dientes chuecos fueron suficientes para llamar la atención de cientos de personas.

Con apoyo de un pequeño ejército integrado por su esposa, sobrinos y amigos pusieron manos a la obra.



Aquí ningún detalle sale sobrando, como el de los materiales, que son tan fuertes como para aplicar una llave de la que ni el propio virus se puede librar.


Por fuera lleva una resistente licra - la misma con la que se hacen trajes de luchador -, y por dentro utiliza doble capa de algodón que si sopla, no permite el paso del aire y mucho menos del virus.



Esta vez la batalla llegó a nuestro propio ring.. ring donde todos los mexicanos tenemos que subirnos para vencer al rudísimo Covid19 y qué mejor que hacerlo a junto estos héroes de la lucha libre mexicana.



0 vistas

Tel: 55 7050 1271

Mail: guacamolenewsmx@gmail.com

© 2020 Guacamole News, un sitio de Échale Coco. Todos los derechos reservados.